Noticias

“Me hace ruido que no le de más tiempo a mi defensa»: Diego Urik a magistrado

Diego Urik Mañón, le dice al magistrado, Gilberto Alejandro Bribiesca Vázquez que “le hace ruido” el hecho de no darle más tiempo a su defensa para conocer los agravios con los que pretende revocar la sentencia de 50 años por el feminicidio de Jessica González Villaseñor.

El joven de perfil afilado, vestido con playera, pants y tenis blancos Nike, lleva el cabello desaliñado.

Está sentado en la sala 13 del Poder Judicial junto a su defensa privada y una defensora pública, misma que le otorgó el magistrado, para que no se aplace la audiencia de nuevo como en otras ocasiones.

El pasado 16 de agosto, cuando Urik Mañón cambió su defensa pública por la privada, Bribiesca Vázquez dio un plazo de 45 días para que los nuevos abogados tuvieran oportunidad de conocer el expediente, sin embargo, este 31 de octubre, la defensa se declaró incompetente para la audiencia.

En reiteradas ocasiones, el abogado privado apunta que es una violación a los derechos del acusado, por no contar con la defensa apropiada, ya que asegura desconocer la lista de agravios, por lo que solicitó un “plazo razonable” para revisarlos, sin embargo, el magistrado lo declara improcedente y abre la etapa de debate.

La sala es custodiada por cinco guardias de seguridad. Está presente el padre de Diego Urik. En el otro costado el hermano de Jessica González y sus padres.

El abogado defensor indica que están inconformes con varios agravios, como la clasificación jurídica, las pruebas genéticas que le tomaron al joven, unos archivos de videograbación, que a decir del litigante provienen de una fuente ilícita.

En todos los casos, el magistrado solicita no ser reiterativo, ni revictimizar a Jessica González. El papá de Diego vestido de negro, se molesta, agita la cabeza en forma de negación y abandona la sala. El abogado hace una reflexión dirigida al Bribiesca Vázquez: qué es mejor, la reinserción a la sociedad y readaptación de Diego Urik, o que pase toda su vida privado de la libertad.

“Lastimosamente considero que en el mínimo espacio trate de hacer lo conducente, no dormí nada anoche y solicitaría que se postergue la presente audiencia porque no estoy en condiciones”, añade el abogado.

La Fiscalía
Por su parte, la Fiscalía afirma que la defensa conoce todos los agravios y los temas, además que tuvieron tiempo suficiente, por ende, pide al magistrado que confirme la sentencia condenatoria ya establecida en todos sus términos porque el declarado culpable ha tenido en todo momento la defensa técnica adecuada.

Diego Urik
El joven se reacomoda en su asiento. Le ceden la palabra. Pide unos minutos para hablar con sus abogados; “La defensa pública que me asignó no trajo nada de sustento (…) Me hace mucho ruido que me haya dejado está audiencia, el abogado y yo platicamos apenas ayer y me afecta bastante, el abogado no conocía totalmente los puntos, me causa inconformidad y ruido”.

Finalmente, el magistrado Gilberto Alejandro dice que no se considera en condiciones para emitir el fallo oral este martes, por la complejidad del caso y que lo hará por escrito en un “plazo razonable” tomando en cuenta la fundamentación, motivación, exhaustividad y congruencia.

La mamá de Jessica Gónzalez, Verónica Villaseñor se reserva de cualquier opinión ante el magistrado. La sala se vacía de a poco, Diego Urik se levanta, pone las manos por detrás y regresa al penal David Franco Rodríguez escoltado por dos policías.

Fuente el Sol de Morelia

Gabriela Serralde

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *