Ciencia y Tecnología

Día mundial de los Humedales; ¿Y la Minzita?

Para quien no se den cuenta de que estamos dejando perder.

La Mintzita es un sitio RASMAR desde el 3 de febrero del 2009, hoy en alta degradación este humedal moreliano.

2  febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales

Sabiendo que el agua es vital para el ser humano, utilizada en beber, higiene, limpieza y más, y recordando que solo tenemos 3.5 % del agua del globo terráqueo es agua dulce, la mayor parte se localiza almacenada en glaciares y acuíferos.

 Los conocedores nos informan, que los humedales cubren el 6 % de la superficie de la tierra y son el hábitat del 40 % de todas las especies de plantas y animales.

La Mintzita es uno de los humedales de Latinoamérica están en peligro.

Un humedal es:

Capaz de retener y almacenar carbono a un ritmo hasta 55 veces más rápido que el bosque lluvioso tropical.

Los humedales son áreas que permanecen en condiciones de inundación o con suelo saturado con agua durante períodos considerables de tiempo.

Si bien este término engloba una amplia variedad de ecosistemas, todos los humedales comparten una propiedad primordial: el agua es el elemento clave que define sus características físicas, vegetales, animales y sus relaciones.

Lo que no deseamos comprender es su importancia que tiene para nosotros el humedal de la Mintzita.

Es un filtro natural, purificando el agua y brindando hábitats esenciales para aves migratorias y diversas especies acuáticas.

Además, su capacidad para retener agua contribuye a prevenir inundaciones y a recargar los acuíferos, elementos cruciales en medio de la creciente crisis hídrica que afecta a la región.

Los esfuerzos que nos manifiesta nuestro amigo Vicente Estrada Torres, presidente del Consejo Estatal de Ecología (COEECO).

Con el diplomado en Educación Ambiental y Sustentabilidad e indicando que la educación ambiental desde temprana edad es la clave para forjar una sociedad comprometida con la preservación de los humedales.

La Mintzita

 Este humedal resiente ya la escasez de agua, es una realidad aunada a la amenaza constante de sequías.

Sigamos derribando árboles y usemos este manantial indiscriminadamente y la realidad está a la vuelta de la esquina.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *