Noticias

La entrada del huracán de Otis en Acapulco fue pronosticada por autoridades de Estados Unidos, 21 horas antes de que ocurriera.

Que pudo ser soberbia o incapacidad, egolatría o simplemente se hicieron pe…..regrino

La entrada del huracán de Otis en Acapulco y otros lugares de México, fue pronosticada por autoridades de Estados Unidos, 21 horas antes de que ocurriera.

Las benditas redes sociales lo dieron a saber.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, compartió una serie de mensajes en los que advirtió de la intensidad que tendría el huracán Otis.

En una de sus publicaciones que realizó, que Otis estaría tocando tierra en la ciudad de Acapulco como un huracán de categoría 5, con una antelación de 21 horas.

En sus espacios oficiales, el organismo de Estados Unidos difundió diversos mensajes en los que informó sobre el estado de Otis desde la madrugada del 24 de octubre.

Destacando que Otis estaría alcanzando el grado de huracán y que estaría impactando de lleno en la región de la costa del sur de México.

Se lo dijeeeeee el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos supo desde 21 horas antes, que al llegar a la ciudad de Acapulco, Guerrero, Otis dejaría un alto grado de devastación.

Mientras aquí intentando maquillar la situación IRRESPONSABLEMENTE ALGUNAS AUTORIDADES LOCALES sobre la imposibilidad de pronosticar la intensidad y los daños.

Lo que se escuchó en Estados Unidos y lo que no escucharon los sordos en México. En su mensaje se indicó que el fenómeno natural provocaría

“VIENTOS POTENCIALMENTE MORTALES”, ASÍ COMO MAREJADAS CICLÓNICAS QUE CALIFICÓ COMO “CATASTRÓFICAS”

Texto “#Otis se pronostica que será un huracán de categoría 5 potencialmente catastrófico cuando llegue a la costa sur de México con vientos potencialmente mortales y marejadas ciclónicas catastróficas. Las fuertes lluvias de Otis producirán inundaciones urbanas y repentinas. Visita http://hurricanes.gov para actualizaciones”

Mientras las autoridades mexicanas reportaron por primera vez la aparición de Otis, durante la mañana del pasado 22 de octubre, como depreciación tropical.

6 horas después, su magnitud ya era una tormenta tropical, estado en el que se mantuvo a lo largo de las 24 horas posteriores.

La madrugada del 24 de octubre, Otis paso a huracán de categoría 1 y cerca de la 1 de la tarde del mismo día, se convirtió en huracán de categoría 2.

A las 3 de la tarde registro el aumentó a la categoría 3, para las 8 creció a categoría 4 y en la madrugada del 25 de octubre llego a lo máximo.

Los güeritos lo sabían y los mexicanos lo callaron y al presidente de la república AMLO ¡no! le informaron, todos a dormir y en Acapulco fue sufrir y sufrir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *