Ni lo cocodrilos lo quisieron, estará muy contaminado o ?

 

Joven alocado por su juventud y sintiéndose Juan Camaney brincaba en el puente de barra de “Santa Ana” ubicado sobre el boulevard playero.

Brinca, brinca y vas para abajo cayó en el terreno pantanoso donde viven los cocodrilos estos  lagartos  que miden  hasta seis metros ( si no la creen solo ocurran a medirlos).

Lo que vieron la caída de inmediato pidieron el apoyo, llegando personal de emergencia, junto con pescadores y lugareños rescataron al joven, que no lo vieron como alimento los cocodrilos, saliendo  sano y salvo…

Cuando lo sacaron como que olía mal, no se sabe si por olor del pantano o le sucedió en el pantalón se le quitara lo intrépido al joven??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.